martes, 25 de noviembre de 2014

Crema de chayotes y calabacín

Hace poco mi cuñado José Antonio nos trajo unos frutos que no habíamos visto nunca. Los traía de la Comunidad Valenciana y nos dijo que se usaban, en la cocina, como las patatas. Investigamos por la red hasta que encontramos el fruto. Se trataba de chayotes.
El chayote, conocido también como papa del aire, patarte, tayota, güisquil, papa de árbol,… es una cucurbitácea de la familia de las calabazas, los calabacines, el melón, el pepino o la sandía. Es una planta trepadora. En Méjico es un fruto muy barato, mientras que en Chile es muy difícil de encontrar y caro. En España se cultiva y comercializa como chayota o patata china.
La primera definición de chayote la encontramos en el Diccionario de Terreros y Pando (Esteban de Terreros y Pando, “Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes y sus correspondientes en las tres lenguas francesa, latina e italiana…”, Imprenta de la viuda de Ibarra, Madrid, 1786-1793, Cuatro volúmenes). en el que nos informa de que el chayote es “una fruta de Méjico, a modo de melón; la cáscara es verde, y llena de espinas; tiene una sola pepita, que se de a los atabardillados (“Enfermedad peligrosa que consiste en una fiebre maligna, que arroja al exterior unas manchas pequeñas como picaduras de pulga, y a veces granillos de diferentes colores: como morados, cetrinos,..” DRAE 1739. Esta enfermedad es conocida actualmente como tifus), como también la fruta, que solo se come cocida”. El DRAE de 1936 nos informa que es un “comestible bastante apreciado, no sólo en América, sino en Canarias y Valencia, donde está aclimatada la planta que lo produce”.
El chayote es ideal para el control de la glucosa y la retención de líquidos, siendo uno de los frutos que más ayudan al mantenimiento y cuidado del pelo, piel y uñas. Contiene vitamina C, antioxidantes y muy pocas calorías. Su sabor se encuentra entre los sabores de la patata y la manzana.
Nosotros hemos elaborado una crema de chayote y calabacín la cual, por cierto, ha salido muy suave y sabrosísima.

Ingredientes:

Chayotes
Calabacín
Crema de queso azul
Agua
Sal

Modo de hacerlo:
Pelar y cortar los chayotes en cuadraditos (como tienen pepita lo mejor es cortarlos en cuatro trozos verticales, limpiar la piel y quitarles la pepita).
Pelar y cortar, retirando las semillas, uno o dos calabacines en cuadraditos.
Echar los trozos de chayote y calabacín en una cacerola. Echar agua sin que llegue a cubrir los alimentos (unos dos dedos por debajo del nivel superior).
Poner a cocer. Cuando el agua esté caliente añadir sal y cuando llegue a hervir bajar el fuego y dejar cocer una media hora.
Retirar del fuego la cacerola, añadir unas cucharadas de crema de queso azul (media tarrina, para que el plato sea más consistente) y pasar por la batidora.
Repartir el contenido en boles y servir. Puede servirse acompañado de curruscos de pan fritos.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Fulladre

Plato tradicional de Alcorisa (Teruel)
Ingredientes:

Para la masa:
Medio kilo de harina
Tres cuartos de una botella de cerveza de 20 centilitros
2 decilitros de aceite de oliva del Bajo Aragón

Para el relleno:
Medio kilo de cebollas
Medio kilo de tomates
Medio kilo de pimientos rojos

Modo de hacerlo:
Echa en un bol la harina y ve mezclándola con el aceite y la cerveza. Amasa bien el conjunto y déjala reposar.
Coloca una sartén al fuego con aceite de oliva del Bajo Aragón y rehoga en ella la cebolla cortada y el pimiento, alrededor de un cuarto de hora.
Añade el tomate y deja cocinar todo a fuego no muy fuerte otros veinte minutos.
Estira la masa de forma rectangular, pínchala con un tenedor y extiende el relleno por encima.
Enciende el horno a 200 grados, cuando esté caliente introduce la masa y déjala hornear alrededor de 20 minutos, hasta que se vea dorada. Ha de quedar crujiente.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Madalenicas


Ingredientes:

100 gramos de azúcar
50 centilitros de aceite de girasol
1 huevo
140 gramos de harina (más o menos)
Una cucharadita de levadura en polvo
120 centilitros de leche
Pepitas de chocolate

Modo de hacerlo:
Batir el aceite con el azúcar. Añadir el huevo y remover.
Incorporar la harina con la levadura, remover de nuevo e ir incorporando la leche.
Batir el conjunto hasta obtener una mezcla homogénea.
Añadir las pepitas de chocolate (previamente enharinadas para que no bajen al fondo).
Rellenar las cápsulas hasta dos tercios de la altura de las mismas.
Precalentar el horno a 200 grados centígrados.
Introducir en la bandeja de horno las madalenicas y hornear alrededor de 15 minutos.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Coles con tosturros

Plato tradicional donde los haya que permite saciar el hambre en los días de otoño e invierno.

Ingredientes:

Col
Patatas
Tosturros de pan
Tropezones de magra
Ajos
Sal
Aceite

Modo de hacerlo:
Se cortan las coles en trozos pequeños.
Se pelan, lavan y cortan las patatas, en trozos pequeños.
En dos cazuelas parte se cuecen las patatas y las coles, por separado.
En un sartén con aceite se sofríen los tropezones de magra, los ajos fileteados y los tosturros de pan.
Una vez cocidas las patatas se sacan de la tortera y se escurren.
Se hace lo mismo con la col.
Cuando está el sofrito hecho, se añaden las patatas y la col a la sartén y se revuelve y pica con un tenedor todo el conjunto. Hay que dejarlo en la sartén hasta que los ingredientes estén bien tostados.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Pimientos rellenos de civiles

Uno de los platos más fáciles de preparar y con un sabor excepcional.
 
Ingredientes:
 
4 civiles (sardinas rancias)
4 pimientos
Aceite de oliva del Bajo Aragón
 
Modo de hacerlo:
Lo más importante es limpiar los civiles.
Primero les quitamos las tripas y la cabeza.
A continuación les quitamos la piel y las escamas. Para ello podemos hacer uso de un papel de periódico y presionarlos en el canto de la puerta o bien usando un cuchillo de pinta fina o bien un palillo, marcando el lomo superior y limpiando de arriba hacia abajo la piel.
Hacemos un corte en los pimientos para quitarles el rabo y dejar un hueco por el que introduciremos los civiles (uno en cada pimiento).
Encendemos el horno y lo ponemos a unos 200 grados.
Colocamos los pimientos rellenos en una bandeja y los introducimos en el horno con un chorrito de aceite sobre cada uno de ellos.
A los diez minutos damos la vuelta y echamos otro chorrito de aceite.
Cuando la piel de los pimientos empiece a soltarse ya estarán hechos.
Sacarlos del horno y dejarlos enfriar a temperatura ambiente.

martes, 28 de octubre de 2014

Sepia sangochada

Receta típica de Torrevieja, Alicante.
El sancocho es un plato típico de muchos países sudamericanos. Se trata de una especie de olla podrida que se hace con legumbres, verduras y carne o pescado en pedazos pequeños, patatas picadas y ají picante. Los ingredientes varían de un país a otro. En Venezuela suelen ser hervidos de pollo o pescado con verduras y patatas. En 1884 el Diccionario de la Real Academia define sancocho como plato americano, compuesto de yucas, carne, plátano y otros ingredientes, siendo el principal alimento de la generalidad de la gente en el litoral del Ecuador. También define sancochar como cocer la vianda, dejándola  medo cruda y sin sazonar.
En Colombia comparte nombre con el ajinco, en Perú con las sancochadas, en Cuba con el ajiaco y en Chile con la cazuela.
El ajiaco americano se sazona con ají picante. De ahí que el plato que preparamos a continuación lleve, a veces, una guindilla para darle picor. En cada casa, al igual que en cada país, se realiza con lo que hay a mano, y la hoja de laurel y la guindilla son opcionales.
De ahí que, figuradamente, se utilice el nombre de sancocho como jaleo, embrollo y confusión.
Ingredientes:

Sepia
Cebolla
Un puñado de piñones
1 clavo
Unos cucos de pimienta negra
Vino blanco
Sal
Aceite de oliva del Bajo Aragón

Modo de hacerlo:
Pelar y cortar la cebolla en aros.
Colocar una sartén al fuego con aceite de oliva del Bajo Aragón.
Echamos los aros de cebolla en la sartén, sazonamos con sal y los dejamos POCHAR.
Mientras tanto, cortamos la sepia en trozos regulares, ni grandes ni pequeños.
Cuando la cebolla está casi hecha, añadimos los piñones, los cucos de pimienta y el clavo.
Cuando los piñones empiecen a estar dorados se echa la sepia cortada en trozos y subimos el fuego.
Cuando la sepia halla pillado color se cubren los ingredientes con vino blanco, se tapa la sartén, se sube el fuego y se deja cocinar unos diez minutos.
A los diez minutos se baja el fuego, se quita la tapa de la sartén y se deja cocer hasta que el plato quede en su punto.
Al final se espolvorea con perejil.

sábado, 25 de octubre de 2014

Judías blancas con rebollones

Ingredientes:

1 bote de judías blancas
Ajos
Rebollones
Panceta fresca
Aceite de oliva del Bajo Aragón
Sal
Pimienta blanca
Caldo de carne
Tomillo
Romero

Modo de hacerlo:
Sacar las judías del bote y echarlas en una escurridera. Aclararlas con agua del grifo y escurrirlas.
Laminar los ajos.
Cortar la panceta en trozos pequeños, sin corteza.
Limpiar y cortar los rebollones en trozos no muy grandes.
Colocar una sartén al fuego con aceite de oliva del Bajo Aragón, echar las tiras de panceta, cuando están casi hechas añadir los ajos laminados y, a continuación, los rebollones.
Cuando los rebollones estén dorados, añadir las judías y el caldo de carne, que cubra el conjunto.
Sazonar con sal, pimienta, tomillo y romero.
Dejar cocer todos los ingredientes unos 15 minutos.
Servir caliente.

jueves, 23 de octubre de 2014

Migas serranas

La forma más común de aprovechar el pan para llenar la andorga.
Pueden hacerse con chorizo, con longaniza, con jamón, con panceta,… Es decir, admiten todo tipo de ingredientes aportados por el gorrino.
Lo de nunca han de faltar son unos dientes de ajo y un buen aceite de oliva.

Ingredientes:

Pan duro
Ajos
Chorizo
Panceta
Aceite
Agua
Sal

Modo de hacerlo:

Se corta todo el pan a rebanadas finas o a pellizcos. Se pone en una fuente honda y se le echa un poco de agua templada con sal poco a poco por encima del pan, de manera que éste se vaya remojando. Dejar reposar durante unas horas (normalmente se hacía este trabajo por la noche para dejar el pan reposar hasta el día siguiente).
Se pelan los ajos y se cortan en láminas. Se corta el chorizo en rodajas y la panceta en taquitos.
Se pone una sartén honda al fuego con el aceite, en el caso de que no se tenga a mano (bastante usual), unto, grasa o sebo. Se echan los ajos y, cuando están dorados, se baja el fuego, se agrega el chorizo y la panceta y se les dan vueltas con la rasera.
Cuando el chorizo y la panceta hayan soltado la grasa, se agrega el pan. Hay que remover con la rasera constantemente, cortando y moviendo para evitar que las migas se peguen y para conseguir que queden sueltas.
Cuando el pan se ve en forma de migas, sueltas y doradas, apartar la sartén del fuego. Servir calientes.

domingo, 19 de octubre de 2014

Bizcocho "a lo tonto"

Nos obsequió nuestro amigo Gabino con una buena bolsa de nueces que él mismo limpió. Tal cantidad que pensé: “A esto hay que darle giro”.
Y ahí va.

Ingredientes:

150 gramos de harina
3 huevos
1 cucharada de levadura en polvo
Nueces peladas y troceadas
Pasas moscatel
1 yogur natural
1 cucharada de aceite de oliva del Bajo Aragón
1 manzana (o cualquier otra fruta del mismo agrado)
75 gramos de azúcar
4 cucharadas de mermelada de melocotón (o de la que más os guste)

Modo de hacerlo:
Precalentar el horno a 180 grados centígrados.
Batir los huevos con el azúcar. Incorporar el yogur y la cucharada de aceite y batir todos los ingredientes.
Añadir la harina y la levadura hasta conseguir una masa homogénea. Añadir también las nueces troceadas y las pasas.
Verter la mezcla en un molde rectangular.
Cubrir con manzana en láminas.
Poner a hornear unos 45 minutos.
Batir la mermelada con dos cucharadas de agua y pasarla por un colador.
Retira del horno el bizcocho y pincela la parte superior con la glasa de melocotón.

sábado, 18 de octubre de 2014

Rebollones en escabeche

Ingredientes:

Rebollones
Agua
Laurel
Ajos
Pimentón
Vinagre
Aceite de oliva del Bajo Aragón
Sal

Modo de hacerlo:
Colocar una olla con agua fría y una o dos hojas de laurel al fuego.
Añadir los rebollones cortados en trozos regulares.
Cuando comience a hervir el agua, dejar cocer unos 20 minutos.
Una vez cocidos los rebollones se retiran de la olla y se ponen a escurrir.
Colocar una cazuela de barro al fuego con aceite de oliva del Bajo Aragón. Añadir los dientes de ajo pelados. Cuando los ajos están a medio freír se retiran y se aparta la sartén del fuego para añadirle una cucharadita de pimentón. Se rehoga fuera del fuego y se coloca de nuevo en el mismo añadiendo los rebollones. Se dejan cocer un rato en el aceite y se añaden, posteriormente, vinagre y una hoja de laurel.
Se dejan cocer 10 minutos y se separan del fuego.
Se sirven a temperatura ambiente.