domingo, 25 de enero de 2015

Bollo de sardinas

Ingredientes:

300 gramos de harina
1 decilitro de agua
1 decilitro de aceite de oliva del Bajo Aragón
Una pizca de sal
10 gramos de levadura seca
3 sardinas rancias (civiles, sardinas de cuba,…)
Pimiento rojo
Tomates

Modo de hacerlo:
Limpiar las sardinas reservando los lomos.
En un bol mezclamos la harina, el aceite, y la sal. Añadimos al final la levadura disuelta en el agua.
Amasamos pero no en exceso, para que quede una masa manejable.
Tapamos la masa con un trapo y la dejamos levar.
Precalentamos el horno a 200 º y mientras se calienta rallamos un par de tomates y cortamos los pimientos a tiras.

Cuando esté en su punto estiramos la masa, doblemos un poquito los bordes y extendemos el tomate, colocamos los pimientos y, al final, los lomos de sardinas.
Regamos con un buen chorreón de aceite de oliva del Bajo Aragón e introducimos al horno una media hora.

miércoles, 21 de enero de 2015

Mugis (Lazos de crema)

Ingredientes:

250 gramos de harina de fuerza
1 huevo
100 ml de leche (un vaso de vino)
50 gramos de azúcar
10 gramos de levadura seca
100 gramos de mantequilla

Modo de hacerlo:
Mezclamos todos los ingredientes (excepto la mantequilla) hasta que estén bien integrados.
Dejamos reposar la masa media hora.
Transcurrido este tiempo estiramos la masa en forma de rectángulo. Colocamos la mantequilla en una mitad del rectángulo y doblamos la masa sobre sí misma, sellando bien los laterales.
Pasamos el rodillo sobre la masa, estirándola, para lograr nuevamente un rectángulo.
Plegamos la masa en tres partes y la llevamos al frigorífico unos 15 minutos.
Pasado ese tiempo volvemos a estirarla.
Repetimos los pasos anteriores hasta tres o cuatro veces (esta masa es una especie de hojaldre rápido; aconsejo que el banco de trabajo esté frío para que la mantequilla no se nos escape de la masa).
Conservamos la masa en frío y preparamos la crema pastelera.

Ingredientes para la crema pastelera:

Un cuarto de litro de leche entera
50 gramos de azúcar
20 gramos de harina de maíz
1 huevo

Modo de hacer la crema pastelera:
Poner la leche a calentar en un cazo.
Mientras tanto, en un bol, mezclar el azúcar, la harina y el huevo.
Cuando la leche comience a hervir la incorporamos poco a poco a la mezcla.
Batimos bien y devolvemos la mezcla al cazo (yo la paso por un colador para que no queden grumos).
Ponemos el cazo al fuego y removemos la mezcla hasta que espese.

Modo de hacer los mugis:
Una vez hecha la crema estiramos la masa y formamos un rectángulo.
Cortamos tiras de unos dos o tres centímetros de ancho.
Retorcemos cada tira sobre sí misma formando espirales y les damos forma de lazo.
Finalmente, rellenamos los huecos de los lazos con la crema utilizando una manga pastelera.
Los dejamos reposar un par de horas en un lugar cálido.
Precalentar el horno a 175 grados centígrados, pincelar los mugis con clara de huevo, colocarlos en una placa de horno e introducirlos al horno. Tardarán en hacerse unos veinte minutos.

lunes, 19 de enero de 2015

Chivito

Últimamente viajamos bastante a Torrent, en Valencia, y, aparte de los buenos arroces que se cocinan por ahí, además de otras distinguidas preparaciones culinarias, nos llamaron la atención los bocadillos considerados típicos en el terreno: el chivito, la brascada y el bocadillo especial. Cualquiera de los tres tiene su encanto y sientan bien a las horas de los almuerzos y las cenas.
Los tres bocadillos tienen un origen común. En Punta del Este, en Uruguay, allá por los años 40, el propietario del desaparecido restaurante “El Mejillón”, Antonio Carbonaro, elaboró un suculento bocadillo para una clienta que le solicitó carne de chivito. A partir de este momento el chivito comenzó a formar parte de la historia gastronómica uruguaya. Lo que en un principio era un sándwich de carne de vacuno a la plancha ha ido evolucionando para dar nombre a otras versiones.
El chivito típico de las tierras valencianas contiene lomo de cerdo, beicon, queso y los demás ingredientes que enunciamos a continuación:

Ingredientes:

Lomo
Beicon
Queso
Lechuga
Tomate
Mayonesa
Huevos
Pan

Modo de hacerlo:
Para montarlo se abre el pan a lo largo.
Se untan las dos partes internas del pan con mayonesa.
Se añade lechuga cortada en trozos.
Se hacen a la plancha los trozos de lomo, el beicon a lonchas y dos huevos fritos.
Se añaden al bocadillo por este orden: lomo, bacon y huevos.
Encima se colocan dos o tres lonchas de queso.

Se cierra el bocadillo y a compartir.

domingo, 11 de enero de 2015

Madalenas con mandarinas

Ingredientes:

4 mandarinas
170 gramos de harina
125 gramos de azúcar
6 cucharadas de aceite de oliva del Bajo Aragón
8 cucharadas de leche
2 huevos
2 cucharadas de levadura

Modo de hacerlo:
Lavar bien dos mandarinas y triturarlas en la batidora (sin quitarles la piel).
Batir los huevos en un bol y añadir las mandarinas trituradas, el aceite y la leche. Mezclar bien.
Tamizar la harina.
Ir añadiendo al contenido del bol la harina tamizada poco a poco y añadir, además, la levadura. Seguir mezclando hasta que los componentes queden completamente integrados.
Pelar las otras dos mandarinas y cortarlas en rodajas.
Espolvoreamos los moldes de papel o silicona para madalenas con un poco de azúcar y colocamos en cada uno de ellos una rodaja de mandarina.
Rellenamos los moldes con la mezcla (alrededor de dos tercios de la capacidad de los moldes) e introducimos en el horno previamente precalentado a 180 grados centígrados alrededor de 20 minutos.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Muslos de pavo al horno

Ingredientes:

Muslos de pavo
Cebolla
Tomate
Ajos
Patatas
Aceite de oliva del Bajo Aragón
Orégano
Tomillo
Pimienta
Sal
Vino blanco

Modo de hacerlo:

Precalentar el horno a 180 grados centígrados.
Cortar la cebolla en juliana.
Pelar y cortar la patata en juliana.
Picar los ajos.
Cortar el tomate en rodajas.
Ir colocando en una fuente apta para el horno como base la cebolla, la patata, el tomate y los ajos picados.
Colocar encima los muslos y echar sobre los mismos un chorritón de aceite de oliva, orégano, tomillo, pimienta y sal.
Introducir en el horno hasta que los muslos estén dorados.
De vez en cuando añadir por encima vino blanco, para que los muslos no se resequen.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Tarta de manzana

Ingredientes:

2 manzanas
150 gramos de harina
80 gramos de margarina fundida
10 centilitros de leche
2 huevos
4 ó 5 cucharadas de azúcar glass

Cobertura:
Mermelada de melocotón
Agua
Modo de hacerlo:
Triturar una manzana y echarla en un bol con los huevos, la leche, la harina, el azúcar y la margarina. Mezclar bien todos los ingredientes.
Colocar la masa en un molde redondo.
Filetear la otra manzana y colocar los filetes sobre la mezcla.
Encender el horno a 180 grados y, cuando esté caliente, introducir la masa y dejar cocer una media hora.
Calentar la mermelada de melocotón con el agua.
Cuando la torta esté fría pintamos la superficie con la mermelada.
Lista para ser catada.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Mariposas de almendra

Ingredientes:

150 gramos de almendra molida
60 gramos de almendra picada
150 gramos de harina
100 gramos de azúcar glas
100 gramos de mantequilla
1 huevo

Modo de hacerlo:
En un bol tamizamos la harina. Añadimos la almendra molida y la mantequilla y amasamos hasta que nos quede una textura como de pan rallado.
Añadimos el azúcar glas y el huevo y seguimos amasando.
Agregamos unos 40 gramos de almendras picadas (el resto las reservamos para el final).
Formamos una bola y guardamos en la nevera unos treinta minutos.
Finalmente, estiramos la masa y nos ayudamos de un corta pastas para hacer las galletas.
Yo, en este caso, he optado por cortarlas en forma de mariposa.
Las ponemos sobre la placa del horno y las dejamos reposar otros treinta minutos.
Mientras tanto, precalentamos el horno a 180 grados y espolvoreamos las galletas con la almendra picada que habíamos reservado.
Horneamos las galletas unos quince minutos y “listas”.

martes, 2 de diciembre de 2014

Patatas Fosters Bacon&Cheese Fries

Aunque en este país hemos sido muy de patatas bravas, a nuestros jóvenes les chiflan las patatas Fosters Hollywood. Se trata de una receta fácil y realmente apetitosa.
En primer lugar elaboraremos la salsa ranchera.

Ingredientes de la salsa ranchera:

15 cc de “Buttermilk”
100 gramos de mayonesa
125 gramos de yogur natural
2 cucharadas de zumo de limón
1 cucharadita de ajo en polvo
1 cucharadita de cebolla en polvo
Sal
Pimienta

Modo de hacerlo:
La “Buttermilk” es difícil de encontrar en los comercios de los alrededores, por lo que la elaboraremos nosotros mismos. Tan solo nos harán falta 15 cc de leche tibia y una cucharada y media de vinagre blanco.
Vertemos la leche en un bol y le añadimos el vinagre. Removemos bien y dejamos descansar un cuarto de hora. Pasado este tiempo la leche ofrecerá el aspecto de haberse cortado, pero la volvemos a agitar y ya está.
Colocamos un bol grande en el que introducimos 15  cc de “Buttermilk” casera, la mayonesa, el yogur y el zumo de limón. Mezclamos bien los ingredientes. Se añaden la cucharadita de ajo en polvo, la de cebolla en polvo, la sal y la pimienta, mezclamos bien y guardamos la salsa en la nevera.
Ahora vamos con las patatas.

Ingredientes:

Patatas
Aceite de oliva del Bajo Aragón
Bacon en tiras
Queso rallado para gratinar (puede ser una mezcla de cuatro quesos)

Modo de hacerlo:
Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos a dedos.
Colocamos una sartén al fuego con aceite de oliva del Bajo Aragón y, cuando el aceite esté caliente, vamos añadiendo las patatas a tandas, a fuego no muy fuerte, para que queden blandas, nunca crujientes.
En otra sartén tostamos el bacon.
Una vez fritas las patatas las colocamos en una fuente y vertemos la salsa ranchera por encima de ellas y después el bacon.
Cubrimos con el queso (o los quesos) rallados y ponemos a gratinar hasta que los quesos se hayan fundido.
Y, rápidamente, se sirven antes de que se enfríe el plato.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Sopa de cebolla

Ingredientes:

Mantequilla
Cuatro cebollas
Sal
Dos cucharadas de harina
Caldo de verduras

Para el equipaje:
Pan
Aceite
Queso
Jamón de Teruel

Modo de hacerlo:

Colocar una olla al fuego y añadirle dos cucharadas de mantequilla.
Cortar las cebollas a gajos pequeños y echarlas en la olla.
Aliñarlas con sal para que suelten el jugo.
Rehogar unos veinte minutos a fuego lento.
Añadir, pasado ese tiempo, dos cucharadas de harina, remover hasta que se mezcle todo correctamente y añadir el caldo de verduras hasta que cubra el contenido de la olla.
Dejar cocer una media hora.
Mientras tanto, cortar el pan en rectángulos y pasarlo por una sartén con aceite. Cuando el pan esté tostado, no chamuscado, retirarlo y colocarlo sobre papel de cocina.
Cubrir los trozos de pan con queso y jamón de Teruel.
Para servir, se echa la sopa de cebolla sobre boles individuales y se sirve acompañada por los tosturros de pan.

martes, 25 de noviembre de 2014

Crema de chayotes y calabacín

Hace poco mi cuñado José Antonio nos trajo unos frutos que no habíamos visto nunca. Los traía de la Comunidad Valenciana y nos dijo que se usaban, en la cocina, como las patatas. Investigamos por la red hasta que encontramos el fruto. Se trataba de chayotes.
El chayote, conocido también como papa del aire, patarte, tayota, güisquil, papa de árbol,… es una cucurbitácea de la familia de las calabazas, los calabacines, el melón, el pepino o la sandía. Es una planta trepadora. En Méjico es un fruto muy barato, mientras que en Chile es muy difícil de encontrar y caro. En España se cultiva y comercializa como chayota o patata china.
La primera definición de chayote la encontramos en el Diccionario de Terreros y Pando (Esteban de Terreros y Pando, “Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes y sus correspondientes en las tres lenguas francesa, latina e italiana…”, Imprenta de la viuda de Ibarra, Madrid, 1786-1793, Cuatro volúmenes). en el que nos informa de que el chayote es “una fruta de Méjico, a modo de melón; la cáscara es verde, y llena de espinas; tiene una sola pepita, que se de a los atabardillados (“Enfermedad peligrosa que consiste en una fiebre maligna, que arroja al exterior unas manchas pequeñas como picaduras de pulga, y a veces granillos de diferentes colores: como morados, cetrinos,..” DRAE 1739. Esta enfermedad es conocida actualmente como tifus), como también la fruta, que solo se come cocida”. El DRAE de 1936 nos informa que es un “comestible bastante apreciado, no sólo en América, sino en Canarias y Valencia, donde está aclimatada la planta que lo produce”.
El chayote es ideal para el control de la glucosa y la retención de líquidos, siendo uno de los frutos que más ayudan al mantenimiento y cuidado del pelo, piel y uñas. Contiene vitamina C, antioxidantes y muy pocas calorías. Su sabor se encuentra entre los sabores de la patata y la manzana.
Nosotros hemos elaborado una crema de chayote y calabacín la cual, por cierto, ha salido muy suave y sabrosísima.

Ingredientes:

Chayotes
Calabacín
Crema de queso azul
Agua
Sal

Modo de hacerlo:
Pelar y cortar los chayotes en cuadraditos (como tienen pepita lo mejor es cortarlos en cuatro trozos verticales, limpiar la piel y quitarles la pepita).
Pelar y cortar, retirando las semillas, uno o dos calabacines en cuadraditos.
Echar los trozos de chayote y calabacín en una cacerola. Echar agua sin que llegue a cubrir los alimentos (unos dos dedos por debajo del nivel superior).
Poner a cocer. Cuando el agua esté caliente añadir sal y cuando llegue a hervir bajar el fuego y dejar cocer una media hora.
Retirar del fuego la cacerola, añadir unas cucharadas de crema de queso azul (media tarrina, para que el plato sea más consistente) y pasar por la batidora.
Repartir el contenido en boles y servir. Puede servirse acompañado de curruscos de pan fritos.