viernes, 10 de marzo de 2017

Patatas viudas

Como su nombre indica, patatas sin guarniciones de carne o pescado. Cocina mediterránea llevada al más alto nivel. Podría considerarse un potaje de vigilia, pero puede ser un plato apropiado para cualquier día de invierno.

Ingredientes:

Patatas
Pimiento verde
Ajos
Cebolla
Pimentón
Aceite de oliva del Bajo Aragón
Vino blanco
Agua o caldo de carne
Sal
Una hoja de laurel

Modo de hacerlo:
Limpiar y picar en trocitos el tomate verde.
Limpiar y cortar la cebolla en cuadraditos.
Limpiar y cortar los dientes de ajo (al gusto) finamente.
Añadir a todos los ingredientes en una cazuela.
Regar con aceite de oliva del Bajo Aragón.
Colocar la cazuela al fuego.
Dejar rehogar los ingredientes, añadir sal para que la cebolla sude.
Al cabo de unos diez minutos añadir un vaso de vino blanco. Seguir rehogando los ingredientes hasta que el alcohol se evapore.
Lavar, pelar y cortar las patatas a trozos pequeños y regulares.
Añadir las patatas a la cazuela y seguir sofriendo el conjunto.
Al cabo de otros diez minutos añadir el pimentón dulce, remover los ingredientes y, a continuación, añadir agua o caldo cubriendo los componentes.
Añadir una hoja de laurel.

Dejar cocer unos veinte minutos y el plato estará listo para ser consumido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada