martes, 24 de enero de 2017

Judías blancas con oreja de gorrino

Las judías con morro de gorrino son muy conocidas. Su realización es muy parecida a la propuesta de hoy. La verdad es que la careta y el morro, sin orejas, se vende habitualmente en los supermercados. Es más difícil conseguir orejas de gorrino sueltas (hoy en día se utilizan muchísimo para tapas en bares y restaurantes por su propiedad cartilaginosa, que las hacen más apropiadas para consumirse asadas). En otra entrada del Blog realice orejas de gorrino supercrujientes,  que también os aconsejo. Las orejas son más accesibles en las carnicerías. De hecho, la que he utilizado para este plato me ha costado cincuenta céntimos de euro.

Ingredientes:

Judías blancas
Una oreja de gorrino
Chorizo
Ajos
Cebolla
Sal
Una hoja de laurel
Pimentón dulce
Agua

Modo de hacerlo:
He utilizado judías blancas cocidas (de las de tarro de cristal).
Limpiar bien y cortar a trocitos la oreja de gorrino.
Poner una olla al fuego con agua y echar los trozos de oreja cortados. Cuando comience a hervir, añadir sal, bajar el fuego y dejar cocer entre una hora y hora y media.
Mientras tanto, cortar una cebolla en trozos.
Cortar el chorizo en dos partes o en trozos más pequeños.
Pelar unos cuantos dientes de ajo.
Sacar las judías del tarro y ponerlas en un colador, limpiar con agua fría.
Cuando pase una hora o algo más de cocción de la oreja, añadir a la olla las judías, la cebolla cortada en trozos, la hoja de laurel, una pizca de pimentón, el chorizo (a medias o en trozos más pequeños), los ajos (o una cabeza de ajos pequeña limpia), y probar de sal.
Salar al gusto.
Dejar cocer el conjunto otra hora más.
Servir caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada