domingo, 24 de febrero de 2013

Salpicón de Alonso Quijano


De los restos de la olla podrida hemos realizado un salpicón al estilo cervantino, del que posiblemente se sustentaba Alonso Quijano: "quiso ponerse nombre a sí mismo, y en este pensamiento duró otros ocho días, y al cabo se vino a llamar don Quijote. [...] Quiso, como buen caballero, añadir al suyo el nombre de su patria y llamarse «don Quijote de la Mancha», con que a su parecer declaraba muy al vivo su linaje y patria, y la honraba”.

Ingredientes:

Carne de la olla
Cebolla picada
Pimienta
Perejil
Vinagre

Modo de hacerlo:
Despizcamos toda la carne que nos ha sobrado de la olla podrida.
Añadimos cebolla picada, pimienta, perejil y vinagre.
Puede tenerse macerando un tiempo y se sirve frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada